¿Qué diferencias hay entre el aceite de oliva filtrado y sin filtrar?

¿Qué diferencias hay entre el aceite de oliva filtrado y sin filtrar?

Muchas dudas podemos tener entre los distintos tipos de aceites de oliva que existen. Una de estas dudas puede implicar saber qué diferencias existen entre el aceite de oliva filtrado y el aceite de oliva sin filtrar. Aquí te vamos a contar qué diferencias hay entre el aceite de oliva filtrado y sin filtrar

Diferencias entre el aceite de oliva filtrado y sin filtrar

A simple vista, ambos aceites pueden parecer idénticos. Pero no lo son. De hecho, son muchas las diferencias entre uno y otro.

Características del Aceite de Oliva sin Filtrar

El aceite de oliva sin filtrar (también llamado aceite de oliva sin refinar) conserva en su interior algunos sólidos y pequeñas cantidades de agua provenientes de la aceituna. Esto hace que el aceite sin filtrar tenga un aspecto turbio, aunque en este aceite se pueden detectar mejor los aromas. 

Cuando el aceite de oliva sin filtrar tiene un aspecto turbio, se puede estar seguro de que fue producido en la última cosecha. Esto se detecta fácilmente, ya que cuando el aceite de oliva se deposita en los depósitos de las bodegas, se va decantando a lo largo de los meses de forma natural. El aceite de oliva, al decantarse, adquiere la misma apariencia que el aceite de oliva filtrado. El aceite de oliva sin filtrar conserva polifenoles adicionales (polifenoles polares y apolares), gracias a las pequeñas cantidades de agua que no se han eliminado a través del filtro. 

Sin embargo, no todo es color rosa. Una desventaja que tiene el aceite de oliva sin filtrar es su conservación. Se recomienda consumir el aceite de oliva sin filtrar antes de los 12 meses desde su envasado, ya que podría decantar en el mismo envase.

👉 ¿Quieres conocer el proceso de elaboración del Aceite de Oliva Virgen Extra?

Características del Aceite de Oliva Filtrado

El aceite de oliva filtrado, como ya lo dice el nombre, ha pasado por un proceso de filtrado, que asegura que no cuente con ningún sólido o agua en su interior. En consecuencia, el aceite de oliva filtrado tiene una apariencia más traslúcida y brillante. Tras un correcto filtrado, la diferencia de aromas y sabores se hace muy pequeña.

A diferencia del aceite de oliva sin filtrar, el filtrado no necesita decantar, ya que no hay nada que pueda decantar. Esto hace que su durabilidad sea mucho más larga que a la del aceite de oliva sin filtrar, pudiendo durar más de 2 años conservado correctamente.

Es importante destacar que como al aceite de oliva filtrado no le queda agua en su interior, no cuenta con muchos polifenoles adicionales.

¿Conviene comprar aceite de oliva filtrado o sin filtrar?

Los dos aceites son de muy buena calidad, aunque cada uno tiene sus preferencias para usarlo en la cocina. Los expertos nos indican que conviene utilizar el aceite de oliva sin filtrar solo en crudo, debido a que las partículas de la aceituna que contiene no lo hacen óptimo para frituras. Por su consistencia, color más intenso y turbiedad, lo vemos a menudo decorando platos fríos. 

El aceite de oliva filtrado, más refinado, es mejor para las frituras y los platos calientes.

Aquí te dejamos las mejores opciones para comprar aceite de oliva barato

Aceite de Oliva Virgen Extra

Aceite de Oliva Virgen Extra de 5 litros

159,00 

Aceite de Oliva Virgen Extra

Aceite de Oliva Virgen Extra de 2 litros

171,20 

Aceite de Oliva Virgen Extra

Aceite de Oliva Virgen Extra de 1 Litro

160,50 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *